Remedios naturales que debes conocer



Algunos padecimientos comunes de la vida diaria pueden superarse con remedios sencillos cuyos ingredientes podemos encontrar en cualquier supermercado o mercado sobre ruedas.

Por ejemplo, el estrés y ansiedad pueden ser altamente nocivos para la salud y los medicamentos alopáticos para combatirlos pueden tener efectos secundarios indeseables a largo plazo.  En la naturaleza existen muchos sedantes ligeros que tomados en forma de infusión pueden ayudarnos a alcanzar una estabilidad emocional óptima.

Las plantas que sirven para infusiones relajantes son: La manzanilla, la valeriana, la tila, el lúpulo, el romero, hojas de pasionaria, melisa y espliego. Para un episodio pasajero de ansiedad, basta preparar una infusión con una cucharada de valeriana, una de espino blanco y otra de tila. 

Si se cuenta con una bañera, puede hacerse un baño de inmersión con lechuga o lavanda y las plantas en combinación con el calor nos ayudan a alcanzar un estado de relajación profunda.

La tos es muy molesta, más cuando son ataques persistentes y que proporcionan poco descanso entre tos y tos.  Muchos remedios son altamente efectivos para suavizar un ataque de tos y conseguir la relajación de las vías respiratorias. Un té de ajo, cauteriza el tejido irritado de la garganta y detiene los ataques de tos.

Una infusión de malva, orégano y tomillo calma rápidamente el picor de garganta que ocasiona una tos seca. Para el exceso de mucosidad se puede infusionar raíz de menta y malvavisco, no el confite, la planta. Un jarabe de cebolla también es muy efectivo, para esto se hierve un cuarto de cebolla en 300 ml de agua y puede endulzarse con un poco de estevia ya que es un endulzante natural con un sabor muy agradable que también tiene propiedades antisépticas.

Un padecimiento sumamente molesto es el prurito cutáneo, la piel se llena de ronchas y da una comezón insoportable. Para esto funciona muy bien un cataplasma de pepino, para prepararlo hay que machacar láminas de pepino con harina de avena y aplicarlo en la zona afectada. La pomada de caléndula, disponible con proveedores naturistas es muy eficaz en los procesos de cicatrización cutánea y puede usarse como complemento.

Para golpes comunes del hogar, se puede aplicar pomada de árnica para desinflamar y calmar el dolor. Si queda un moretón basta con quemar un trozo de cebolla y aplicarlo directamente sobre él, esto ayudará a que vaya desapareciendo.

Estos son sólo algunos remedios que podemos aplicar en  nuestra vida diaria, para más padecimientos pueden combinarse tratamientos alópatas con medicina alternativa siempre bajo supervisión de los profesionales en estas áreas.

Prueba Stevia Líquida Villa Santerra y todos nuestros productos que creamos para cuidar tu salud.


Comentarios

Entradas populares