El ajo en las civilizaciones antiguas


El ajo es una planta que parece tener su origen en Asia Central desde donde se propagó hacia el Mar Mediterráneo donde fue distribuido hacia las civilizaciones más grandes de la antigüedad. Los primeros vestigios del uso medicinal del ajo se remontan a la India y el Antiguo Egipto en el año tres mil antes de Cristo.

El ajo también empezó a ser utilizado como condimento en Grecia, en Roma (donde se empezó a cultivar para su producción) se empleaba como alimento vigorizante y antiséptico. El Imperio Bizantino utilizaba el ajo para tratar úlceras, para contrarrestar envenenamientos, dolores de oído, etc.

En el Antiguo Egipto se daba el ajo a los esclavos como vigorizante, a los soldados para infundirles valor y a los cuerpos de las personas que ocuparían las pirámides para embalsamarlos. La nobleza no probaba el ajo pues no tenían necesidad de obtener fuerza y valor.

El ajo era considerado como sagrado para los egipcios, le rendían culto y comerlo para ellos significaba la unión del hombre con el universo. En la tumba del Rey Tutankámon, se encontraron seis cabezas de ajo, se cree que se pusieron ahí para alejar a los espíritus malignos, creencia que mucho más tarde resonaría en la literatura y el cine donde el ajo es representado como repelente para vampiros.

Pronto se observó que el ajo era efectivo para tratar condiciones como la tuberculosis, el resfriado común, el dolor de muelas, de oídos, tanto que en el siglo VII la Escuela de Salerno lo consideraba una de sus medicinas más respetadas. Durante el Renacimiento, esta hortaliza se utilizó para prevenir enfermedades como la peste. 

La propagación del ajo por todo el mundo se culminó en el siglo XV, cuando los españoles lo trajeron a sus colonias en América como condimento. Una desventaja histórica, es que deja mal aliento, por lo que también hay numerosas crónicas que detallan vetos de esta hortaliza por esta razón.

Fue por su mal olor, que en tiempos isabelinos, el ajo se consideraba “Medicina para campesinos” y era muy utilizado por los marineros ya que tiene la gran ventaja de suprimir las náuseas que provoca el movimiento de un barco en altamar.

El ajo es más que un condimento o un remedio natural, es una hortaliza con una gran historia, prácticamente se utiliza en todo el mundo y sus propiedades lo hacen un referente en muchos aspectos.

Si quieres obtener todos los beneficios del ajo u otras plantas medicinales, visita la tienda en línea de VillaSanterra.com y cuida tu salud naturalmente.




Comentarios

Entradas populares