Endulzantes artificiales pueden causar diabetes



Los edulcorantes artificiales surgieron como una alternativa muy interesante cuando la obesidad empezó a ser un problema mundial. La promesa era simple: Si tienes sobre peso, obesidad o diabetes, no tienes que renunciar a los dulces.

Muchos años han pasado y podemos observar por fin el efecto que los edulcorantes tienen sobre nuestro organismo. Los edulcorantes son muy útiles para tener una indulgencia alimentaria ocasional. Los postres. las bebidas, y otros alimentos que no soñaríamos en consumir regularmente, por fin tienen sus versiones light, libres de azúcar.

Sin embargo, estos productos no deben consumirse de manera frecuente y prolongada, se ha observado que consumir diariamente refresco light aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo dos en un 67% y el riesgo de síndrome metabólico en un 36%, además de que aumentan el riesgo de aumentar de peso y padecer obesidad.

Un estudio encontró que la sucralosa estimuló a los genes que producen grasa y causan inflamación celular. Otro estudio llegó a la conclusión de que las personas que consumen aspartame diariamente tienen mayores niveles de azúcar en la sangre.

Pero estas no son las únicas funciones corporales que se ven afectadas al consumir edulcorantes con frecuencia. También han demostrado serias afectaciones en la microbiota intestinal provocando intolerancia a la glucosa. La sucralosa redujo en 50% la cantidad de bacterias beneficiosas en los intestinos de las ratas lo cual definitivamente juega un papel en el riesgo de contraer diabetes.

Lo que resulta tan perjudicial de los edulcorantes artificiales es que el cuerpo percibe el sabor dulce pero no recibe las calorías (energía) que está esperando y esto provoca un desajuste que causa alteraciones en el metabolismo, al mismo tiempo que se estimula el deseo de consumir dulce, provocando ansiedad.

Podemos concluir que es más sano consumir un edulcorante que tenga una respuesta proporcional entre su dulzor y la ingesta calórica esperada o un endulzante como la stevia que es extraída de una planta y no tiene calorías, pero tampoco tiene ningún efecto sobre el metabolismo.

El riesgo de diabetes sí aumenta al consumir edulcorantes artificiales y esto se relaciona al hecho de que dichos aditivos reducen la microbiota intestinal, que es de vital importancia para el correcto funcionamiento de nuestro metabolismo.

Una cosa es cierta tanto para el azúcar como para sus sustitutos, la mejor forma de consumirlos es con moderación.

Si quieres obtener todos los beneficios del ajo u otras plantas medicinales, visita la tienda en línea de VillaSanterra.com y cuida tu salud naturalmente.


Comentarios

Entradas populares