Azúcar: Más adictivo y peligroso que la cocaina



Comer alimentos azucarados nos hace sentir bien. Sentirnos bien es uno de los principales motivadores para que se nos antoje consumir cosas dulces. Esto es porque la glucosa es el combustible de las neuronas, que son las células del cerebro. Las neuronas no pueden almacenar nutrientes y por eso necesitan que la sangre que los lleva no deje de circular a través de todo el cuerpo.

Se ha encontrado que la preferencia del ser humano por la comida dulce está en nosotros desde el nacimiento. Los pediatras recomiendan evitar dar alimentos azucarados a los bebés con el fin de retardar la aparición de esta preferencia a muy temprana edad.

El azúcar provoca que nuestro cuerpo secrete serotonina, un neurotransmisor que nos hace sentir bienestar y felicidad y es esta hormona la que provoca que sigamos consumiendo estos alimentos, a menudo sin moderación.

El hecho de que no seamos capaces de moderar nuestro consumo de productos azucarados, responde a que el cuerpo no puede distinguir que ha sido saciado con ciertos azúcares. La glucosa sí manda esta señal al cerebro pero la fructuosa no.

A todo esto sumamos el hecho de que un gran número de alimentos que consideramos inofensivos, tienen grandes cantidades de azúcar oculta. Podemos estar comiendo una ensalada con vegetales deliciosos y le agregamos aderezo bajo en grasa. Estos aderezos tienen que compensar la grasa con azúcar, algunos llegan a tener hasta 40 gramos de la misma, cuando para bajar de peso se recomienda consumir 15 gramos.

Otro alimento que pensamos que es sano es un plato de yogurt con granola y en realidad es que su contenido en azúcar es tan alto que no solo no es sano, daría lo mismo si nos comiéramos un buen pedazo de pastel de chocolate. Recuerda que el cuerpo no puede distinguir de donde tomas el azúcar que consumes, para él es lo mismo si viene de chocolate o de una manzana.

El NHS, el servicio de salud pública del Reino Unido, recomienda que los azúcares añadidos no excedan el 10% de la energía que obtenemos de los alimentos y bebidas que consumimos día a día.

Al surtir tu despensa haz elecciones sabias. Compra menos pan, arroz y cereales agrega más verduras, frutas, nueces y leguminosas. El camino hacia una alimentación saludable es muy complicado, pero sin duda vale la pena. Podemos distinguir un alimento alto en azúcar si contiene 15 g o más de esta en 100 gramos de su contenido.

Si quieres obtener todos los beneficios del ajo u otras plantas medicinales, visita la tienda en línea de VillaSanterra.com y cuida tu salud naturalmente.


Comentarios

Entradas populares