Prevención de la gripe con ajo



El ajo es el remedio natural por excelencia, gracias a los micronutrientes que contiene y a sus amplias propiedades antibióticas, antifúngicas y antivirales. Es por esto que resulta especialmente efectivo para tratar la gripe y el resfriado.

El virus de la gripe tiene cientos de variedades y puede llegar a hacernos sentir muy mal un par de días o incluso semanas en el caso de las personas que tienen un sistema inmunológico deprimido.

No es necesario esperar a que la gripe esté en su auge para empezar a consumir ajo, se debe tomar a los primeros síntomas y de hecho si se consume una dosis alta, se puede cortar el virus de raíz.

Sabemos que el olor del ajo no es muy agradable, pero es justo ahí donde podemos encontrar la alicina, que es el compuesto que nos va a ayudar a combatir la infección. Un té de perejil o de menta, nos pueden ayudar a mejorar el gusto después de masticar el ajo crudo.

Una opción menos agresiva si no soportamos el olor, es tomar el ajo en té. A continuación, te compartimos la receta.

Ingredientes:
  • 1 o 2 dientes de ajo.
  • Agua.
Procedimiento:

Se pica finamente el ajo para liberar la alicina, que como ya mencionamos es el componente más importante para combatir la gripe. Se hierven los trozos en agua (Lo suficiente para una taza) hasta que el líquido se torne ligeramente blancuzco. Posteriormente se cuela y se sirve.

Este té debe tomarse lo más caliente que se aguante para aumentar la sensación de bienestar, no es igual de efectivo si está tibio.

Si el sabor es muy desagradable, puedes endulzarlo con un poco de miel de abeja cruda, que a su vez es un remedio muy efectivo para las molestias de la garganta.

Si quieres obtener todos los beneficios del ajo u otras plantas medicinales, visita la tienda en línea de VillaSanterra.com y cuida tu salud naturalmente.



Comentarios

Entradas populares